12 libros sobre diseño

Siempre me ha gustado leer. Es el típico hobby que todos mencionamos alguna vez. Pero es que a mí me gusta mucho. Me encantaría tener una de esas casas en las que una pared está dedicada exclusivamente a poder ir guardando los libros que voy leyendo. Supongo que es una de las razones por las que en su momento también empecé a escribir reseñas personales sobre libros en este rinconcito. Pasen por aquí para pegarle un repaso a lo que a día de hoy está disponible en dicha sección.

Pienso además que fomentar el hábito de lectura desde edades tempranas puede ser muy beneficioso. Supongo que cuando aún somos pequeñajos asociamos la lectura a la pérdida de un tiempo muy valioso que podríamos invertir en cosas mucho menos productivas y por tanto más apetecibles para una mente infantil. Yo tuve la suerte de contar con familia y profesores que me hicieron entender que no se trata de tragarnos tostones sino de encontrar historias que nos fascinen lo suficiente como para tenernos enganchados. Y la verdad es que me lo pasé muy bien con los libros de El Barco de Vapor o El Duende Verde. También recuerdo con cariño títulos como Cuando Lotte se hizo invisible, Matilda,Superdetective Blomkvist… Creo que podría estar citando títulos durante un buen rato.

Lamentablemente por una razón u otra llevo muchísimo sin dedicarle a la lectura el tiempo que merece. Ahora leo de forma mucho más esporádica y generalmente son lecturas relacionadas con el terreno profesional. Concretamente en Tuts+ publicamos en Octubre una lista de libros relacionados con el diseño y la web. Podéis ver el listado justo aquí [en].

Bien. A inicios de año me plantée un reto: coger el toro por los cuernos y leerme un libro cada mes, doce en total. Con un par. De 0 a 12. Es lo que tiene empezar un nuevo año, ¿verdad? Hinchamos el pecho y soltamos las bravuconadas: que si gimnasio, que si este año fijo que aprendo inglés, bla, bla, bla… En mi caso tenía más o menos decidido que tocaba volver a zambullirse entre libros (el deporte ya lo tengo controlado y de los idiomas mejor no comento el fracaso estrepitoso de hace unos meses con el alemán).

Tampoco es que doce sea una cifra elevada si lo comparamos con lo reflejado en los últimos estudios publicados. Además recuerdo que en mis mejores momentos “veraniego-escolares” pude con los siete libros que componen El Ciclo de la Puerta de la Muerte en poco más de un mes y medio. Qué tiempos…

El truco cuando te planteas retos de este tipo es visualizarlos correctamente, no pensando en todo lo que queda por delante sino en “pequeñas etapas”. Por ejemplo un libro de unas 300-400 páginas al mes se lee fácilmente si leemos 10-15 páginas al día. Y eso son unos minutos al día. Como si lo hacéis en el toilette. ¡Todo vale con tal de cumplir el reto!

Vamos a lo que vamos. A continuación he listado los elegidos para 2015 aunque aún no tengo muy claro en qué orden iré atacando. De hecho la mayoría ni los he comprado aún por lo que tendré que ir improvisando sobre la marcha Ya los tengo todos en mi poder 😛

Anuncios

Crear webs sin escribir codigo

Aprovechando estos días de fiesta he querido ponerme un poco las pilas con la maquetación web usando Bootstrap (además de barnizar unas estanterías para un intento de huerto urbano). Me decanté por este framework web porque por algún lado tengo que empezar, porque parecía sencillito de entender y porque regularmente sale a la palestra el dilema deBootstrap sí, Bootstrap no [en].

Bien. Durante el día completo que le dediqué a mi puesta a punto coder tuve una revelación: no soy capaz de usar los programas tan modernos y chulos que te prometen crear webs sin escribir código o sin saber programar. No están hechos para mí. Me siento más cómodo con un editor de texto como Sublime Text que algunos dopan con un montón de extras.

Pero dejadme que os cuente un poco más sobre esta apasionante historia de inquietudes profesionales apta para todos los públicos.

Bootstrap es un recurso empleado con cierta frecuencia en el estudio y creo que es importante que un diseñador web tenga unas buenas bases sobre lo que se puede hacer y lo que no, teniendo en cuenta el entorno de trabajo en el que se encuentre y las herramientas de trabajo de equipo. De nada sirve que prepare visuales para webs ultra-mega-cool si el día a día o los proyectos no lo permiten encajar. Todos queremos hacer webs chulas pero a veces el tiempo y el dinero mandan.

No es que no supiera nada sobre el aspecto más técnico y developer de la web pero tampoco paso de beginner level y hacía tiempo que no le dedicaba un día entero exclusivamente a pelearme con HTML, CSS y un par de chorraditas de JS.

Lettering de madera

Hoy toca un “especial”. Me he querido traer a David de maderhisteria para que nos cuente un poquito cómo es el proceso de creación de uno de sus últimos proyectos en los que la madera es protagonista principal. Porque el lettering en madera queda bien chulo y porque David es un tío majo que no se ha cortado un pelo en compartir con nosotros su buen hacer. ¡Gracias David!

Y ahora, hecha la pertinente introducción por mi parte, os dejo con David para que nos cuente qué tal le fue con la creación de un rótulo de madera por encargo.

Antes que “ebanista de pega” soy diseñador gráfico. Trabajar la madera es una vía de escape que utilizo para desconectar del ordenador. Es un hobby, algo con lo que me divierto y aprendo muchísimo.

Los encargos son variados y suelen ser de amigos y conocidos, siendo letras de madera el encargo que recibo con mayor frecuencia. Hay veces que me piden una letra determinada y en otras ocasiones soy yo el que recomienda el tipo de letra o diseño a producir. En el proyecto del que os hablaré hice un rótulo para un local a partir de un logotipo que yo mismo diseñé hace unos años. Podéis verlo un poquito más arriba.

Suelo diseñar en Adobe Illustrator para posteriormente mandarle una imagen de prueba de diseño al cliente. Si la aprueba, hago una impresión a tamaño real y es en ese momento cuando toca pasarlo a madera. En este punto normalmente uso papel de calco aunque en otras ocasiones he preferido dibujar a mano alzada directamente sobre la madera.

La base que usaré para el rótulo es tablón de contrachapado de 3 mm y lo mejor es cortarlo con la sierra de calar. Una vez realizado el corte, se lijan bien los bordes para pasar al pintado.

Modelando en 3D

Mientras preparo la maleta y todo lo necesario para un nuevo viaje formativo, he querido aprovechar y sacar a la luz a otro artista que tenía pendiente. Si en julio hablaba de los fractales de Tom Beddard hoy, unos meses después, me toca volver a “fractalear”. Esta vez mencionando el trabajo de Julius Horsthuis.

Para muchas de sus piezas Julius emplea Mandelbulb 3D un software gratuito disponible para plataformas Windows y Mac con el que podemos (intentar) crear escenas fractales. A favoritos de cabeza.

Cuando dentro de unos 10 años tenga el suficiente tiempo como para poder probarlo en profundidad, seguramente Julius ya habrá publicado un buen surtido de nuevos vídeos. Y yo que me alegraré por ello. De momento me conformo con ver compilaciones como Fractalicious 2, donde nos resume un poco su buen hacer.

Video 1

Video 2